Peugeot 308: un compacto de alta gama

En septiembre de 2013 el modelo fue presentado en el salón de Fráncfort. Por delante no tenía un reto fácil al llegar al mercado, su rol era defender la siempre importante presencia de la Marca en el estratégico segmento C, el más importante en la mayoría de los mercados europeos. Dos años y 27 galardones después, entre los que destaca el prestigioso ” Coche del Año en Europa” otorgado en marzo de 2014, esto es, tan sólo 6 meses después de su presentación, puede decirse que el Peugeot 308 ha superado la prueba de forma sobresaliente.

El Peugeot 308 emerge como una berlina compacta de diseño elegante, moderno, minimalista y tecnológico. La proporción y el equilibrio en sus formas le dan un aspecto agresivo y dinámico, mientras que sus líneas puras, ajustadas al máximo a la mecánica, realzan su robustez. 

Mención aparte merece su interior donde nos encontramos con el innovador puesto de conducción Peugeot i-Cockpit, una visión moderna y revolucionaria de lo que debe ser un puesto de conducción. Su volante compacto ofrece sensaciones dinámicas intensas, además de garantizar una dirección y un comportamiento preciso. Su instrumentación elevada, permite leer los datos de los distintos indicadores sin tener que apartar la vista de la carretera, hecho que se traduce en mayor control y seguridad de conducción.

Durante estos dos años, el modelo ha incorporado nuevas versiones, siluetas, acabados y motores que han ido demostrando su enorme calidad y virtudes. A día de hoy, el abanico de motores van desde potencias de 82 CV del exitoso motor con tecnología PureTech hasta los 270 CV que desarrolla el recién llegado Peugeot 308 GTi. No nos podemos olvidar de mencionar sus motores diésel con tecnología BlueHDI y sistema Start & Stop que llegan a desarrollar hasta los 180 CV de potencia. Tanto en silueta berlina como en silueta SW, podemos decir que a lo largo de estos dos años, el Peugeot 308 se ha convertido en el Peugeot por Excelencia. 

Peugeot 308 (2)